martes, 1 de abril de 2008

ANGELINO, ESE HOMBRE...

¡Lo tenemos! ¡Ya ha empezado! ¡Nueva fórmula televisiva para someter al interés de los espectadores!

No quiero emitir un juicio sobre el programa, una sóla edición no es representativa de nada.

Pero quiero abrir una reflexión sobre lo que cuesta crear algo nuevo en este medio en el que resulta tan difícil tener una idea original, más aún que se registre, y aún más, que pague alguien por ella.

Si os fijais, la inmensa mayoría de los formatos que ahora triunfan en televisión son de origen foráneo: desde "La ruleta de la fortuna", "Quiere ser millonario", "Pasapalabra", "Gran hermano", "Supervivientes", o la series "Sin tetas no hay paraíso" o "Yo soy Bea".

¿Qué formatos son netamente españoles? Pues es difícil encontrar alguno que no sean entrevistas ("El perro verde") o de magazines ("Espejo público", "El programa de Ana Rosa").

Es un éxito de originalidad "El conciertazo" o "Aquí hay tomate" ¿Y por qué no se vneden al extranjero? Sencillamente porque no se ha registrado con un autor, en un lugar donde se entienda que eso es un formato y no una obra literaria, y que el formato, es decir LA IDEA, tiene un valor en sí mismo.

Después de ver ayer "Las gafas de Angelino" me dí cuenta de lo que significa crear un formato. Es necesario un contenido, una puesta en escena, un concepto, un lenguaje propio, tanto verbal como de imágenes (es televisión de lo que hablamos), un público al que dirigirse, un mensaje concreto que se transmita de manera clara...

Lo demás son fuegos de artificio.

4 comentarios:

Íñigo dijo...

Es una pena que aquí no haya un reconocimiento legal a los FORMATOS de TV como tal y haya que registrarlos como obras literarias. Mérito, eso es, mérito es la palabra que define al equipo de este nuevo programa. Y arriesgado todo en él, desde el tándem de presentadores hasta el último mílímetro del guión. Pero es que, como decía mi padre: "El que no arriesga, no gana". Enhorabuena al equipo.
Saludos,
Íñigo

Ruth dijo...

A mí el formato me parece bueno pero creo que le falta rodaje. El que sea en directo es una de sus principales virtudes pero, al contar con un presentador inexperto, es a la vez un problema.

En cualquier caso, como digo, creo que la idea está bien y más de uno se habrá llevado una sorpresa porque estaba tan asumido que esto iba a ser un "Tomate 2", que ahora no sabrán qué decir.

Almudena G. Páramo dijo...

Iñigo: Llevas toda la razón. Es parte de mi batalla actual. Creo que si no es a través de ALMA -que sería lo ideal- tendrá que ser con la Academia de la televisión, y si no con el Ministerio de Cultura... pero la Asociación de Productores se tenía que implicar en crear un archivo que tuviera un valor: las ideas tienen precio, sencillamente porque unas funcionan y otras no.
Sería el principio para que las productoras no sólo invirtiesen en crear el formato que van a llevar a la práctica, sino también en otros futuros. Se registraran... y si se venden, ya tienen un ingreso asegurado. Como digo en el libro, que se lo pregunten a Jhonn de Mol y la venta de Endemol.
Ruth: Pues precisamente mi comentario... ya te lo cuento en privado otro rato.

Yonamoe dijo...

A mi no me gusta el programa. Es una especie de copia de SLQH, que tan bien le ha funcionado a la sexta, pero con alguien cuya experiencia es escasa, y otra alguien cuyo don es enseñar tetas... pues vamos bien...