jueves, 10 de abril de 2008

ESCRIBIR EN JUSTICIA

En un nuevo capítulo de "Yo estuve allí"... Os quiero contar mi experiencia en el curso de guión que ayer empecé.

Se llama "Escribir en justicia" y está promovido por el Consejo General del Poder Judicial y ALMA. No intentéis daros de alta porque el cupo está más que cubierto... pero para eso estoy yo aquí... para contaros "el nectar" del asunto.
Ayer la clase nos la dieron precisamente en esta sala de la Audiencia Nacional. La sala del 11-M.
Nos sentaron en los asientos que están justo enfrente de la pecera y que corresponden a las defensas. Ahí era donde estaba los abogados de los acusados.
La primera impresión es de que era mucho más pequeña de lo que la habíamos percibido por televisión, pero lo que más me sorprendió es cómo un recinto que está forrado de madera puede resultar tan frio... No era sensación de solemnidad, sino de laberinto aseptico.

La materia nos llegó directamente impartida por el Magistrado Alfonso Guevara,
uno de los que presidían el juicio del 11-M. Con sus primeras palabras me pude dar cuenta... ¡Que no tenía ni idea de nada!
Es cierto que en la carrera tienes "Derecho a la Información" y "Principios generales del Derecho"...
Pero de cómo funciona la justicia, los organos, del ordenamiento, las jerarquías, las competencias...
¡Nada de nada!
Por no saber, no sabemos ni el ritual. Estamos tan llenos de juicios "a la americana" que no somos capaces de entender que en España son distintos y que los papeles de cada uno de los "actores" está bien determinado...

Para empezar os diré que lo que me quedó muy claro es que en España nadie le dice al juez "¡Protesto!"... si una pregunta le parece inconveniente. Porque en España, el único que puede protestar a una pregunta es el juez, y a riesgo de que la parte que haga la pregunta pueda recurrir porque el tribunal no le ha dejado encontrar una prueba.

Vamos, que en España se puede preguntar todo lo que se estime oportuno.
Eso, y que el reo tiene derecho y deber de escuchar su juicio. Derecho para saber de qué se le acusa, por qué y quienes... y deber que es lo que se llama "Pena de banquillo" para que tome conciencia del delito que ha cometido... Vamos, que eso de que por meter bulla se lo lleven al calabozo... sólo en caso de que pueda atentar contra la seguridad de la sala. De lo contrario, se sienta y escucha todo lo que tienen que decir de él.

5 comentarios:

Íñigo dijo...

¡Qué interesante! La verdad es que no sabía que existiera un curso de estas características. Para otra vez, a ver si me entero antes.
Saludos

Ruth dijo...

¡Qué suerte tienes de poder asistir a cosas así!

¿No es frustrante que los espectadores valoremos continuamente la verosimilitud de ciertas cosas. cuando en realidad es más que probable que no tengamos ni idea?

Almudena G. Páramo dijo...

Iñigo: Si quieres enterarte de estas movidas... Te las paso cuando me entere. Pero, en este caso y en otros, como que la Ass. de la Prensa da cursos de inglés... sueles ser conveniente estar en la lista de correo de las organizaciones profesionales. En este caso ha sido ALMA. el sindicato de guionistas. Pero si te puede interesar, te voy reenviando.

Ruth: Y más cosas que nos explicaron, como que en series como "El Comisario", se aludía permanentemente al retraso del juez de guardia en firmar una orden... hasta que hablaron con la productora y los guionistas y se los llevaron a un juzgado de guardia para que vieran cómo eran las cosas... o en Hospital central, que en un capítulo se arregló una condena porque una de las médicos tenía una prima jueza... vamos, de república bananera...

Íñigo dijo...

¡Claro que sí! Puede ser muy interesante, muchas gracias.
Íñigo

Darkhalf dijo...

Interesante, si bien por mi otra faceta profesional conozco bastante bien la técnica procesal en nuestro país y siempre me ha llamado mucho la atención lo distinta que es con respecto a la americana.
Digamos que es menos dramática.

Otra cosa que es distinta y a la que la justicia de las pelis nos tiene acostumbrados es a la jurisprudencia. En los films americanos es muy normal que el abogado de turno invoque la sentencia de un juicio anterior:

"como en el caso de Murphi contra Brown"

por ejemplo.
En España esto no pasa. La jurisprudencia se puede tener en cuenta pero no es fuente de derecho por lo que dos casos similares pueden resolverse de forma distinta a tenor de como se desarrolle el juicio o de la interpretación del juez o del jurado.