sábado, 5 de enero de 2008

¿SE AGOTARÁ BEA ANTES DE SU FINAL?


A juzgar por las opiniones que vais desgranando en el blog, he sospechado que esto de los cuadritos de las audiencias que no salen en las páginas convencionales... puede ser de vuestro interés. Y como me debo a mi público, he aprovechado la toma del aperitivo para que mi amigo "el de la clave" me diera algunos datos que os reproduzco.
Vengo observando que una serie como "Yo soy Bea" que hace un año barría en los Shares... cada vez se desinfla más.
Ha influído la marcha de alguno de sus actores y actrices más queridos y con personajes de peso para las tramas-véase Chusa, Olarte, o Sandra de la Vega- , que los guionistas han tenido que acomodar sus historias a los horarios de los actores que "hacen doblete" y fundamentalmente, que los espectadores se cansan de que no pase nada de nada.
Están estirando asuntos sin sentido como la relación de Cayetana con el mensajero, la permanencia en la carcel de Álvaro -que restringe mucho las posibilidades de utilizar al protagonista para algo- y ese director de marketing que se ha desdibujado por completo, y ya no es ni play-boy, ni director, ni se sabe para qué le tienen ahí.
Si observais el cuadrito de las audiencias de diciembre y lo que llevamos de enero, -al margen de la semana de repeticiones en la que situaron la media por debajo del 20% de share- han rematado el año con ese 16.3 del día 31. Pero con la vuelta a los capítulos nuevos -a partir del 2 de enero-sus resultados no han mejorado demasiado, con un discreto 26,8, seguido de un 26,2 y un 27,4 %... si tenemos en cuenta que se trata de una serie que rozaba el 40 hace unos meses.
Lo peor de este asunto es que ya no hay enmienda. Los guionistas han terminado ya su trabajo y lo que queda está grabado o casi, casi... Sólo en montaje pueden darle algo más de ritmo a esta Bea que empieza a dar signos de agotamiento. ¿O bastaría pasar los episodios como si tuviéramos el dedo en la tecla del mando de F.FWD... >>?

8 comentarios:

el infiltrado dijo...

Creo que a la serie le hace falta un parón y que los guionistas piensen un buen punto de giro. Propongo uno: Bea, harta de tantas desgracias, decide criogenizarse y se despierta en el año 2550. En esa época los cirujanos plásticos han avanzado tanto que la convierten en una supermodelo, gana el reality de CUATRO que va por la enésima edición y se casa con el personaje que interpretaba Eduardo Noriega en ABRE LOS OJOS. Entre los dos crean un comando y deciden rescatar con una máquina del tiempo a todos los feos de la Historia: el hombre elefante, el jorobado de Notredame, el fantasma de la Opera, Andrés Montés...
La serie se convierte así en un culebrón futurista con un toque de thriller.
Yo progongo esto, si alguien se le ocurre algo mejor que lo ponga.

Fermín dijo...

Ya iba yo siguiendo eso y veía cada vez mas su decadencia. Si no em equivoco la serie ya ha acabado, por lo menos en los guiones se h hecho guapa y liado con el tío, creo, ya que no sigo la serie, y si no me equivoco, lo que es no emeitir capis nuevos fue 1 semana en verano y otra en Navidades, y los actores se quejan del ritmo de trabajo, y no me extraña, 250 capítulos de ¿? inutos agota a cualquiera. De todas formas sigue siendo el programa con mas audiencia de la tarde de T5 y con diferencia, uno de las mejores franjas de las cadenas que ahora se ha devaluado mucho...

Ruth dijo...

Pero claro que está agotada la serie (a pesar de que superar un 20% es un dato bueno).

Además, con la fecha de finalización a la vista el público se relaja. Seguramente en las últimas semanas batirán el récord, pero hasta entonces el público parece que prefiere entretenerse en otras cosas.

Los alargamientos en series son el peor invento de la tele y consiguen que series de gran calidad terminen dejando al espectador un regustillo a fisco difícil de olvidar. Pondré ejemplos heterogéneos: "7 vidas", "Las chicas Gilmore" o "Buffy".

d@ByT dijo...

Mi madre está enganchadisima a esta serie. Yo de vez en cuando me paso por el salón y le pego un vistazo pero me asaltan la siguientes dudas:
a) ¿Por qué me interesaba más la trama de Sandra de la Vega/Chacha que la de Bea y Alvaro?

b) ¿si se supone que sigue el esquema de Betty la fea en la que Bea va a ser guapisima cuando lo sea... porque han elegido a una actriz tan... normal? Vamos que no hay mucho contraste...

c) ¿Carmelo y la inglesa van a avanzar en su relación o seguirán toda la serie como los amantes de Teruel?
Que está muy bien que en las teorias de "como hacer tu sitcom" te expliquen que los personajes no evolucionan o evolucionan muy poquiiiiiito a lo largo de la temporada pero lo de esta pareja internacional no tiene nombre!

y ya que estoy aprovecho para lanzar una pregunta al mundo: Por qué en este pais ya no interesan las Sitcom de 22 minutos y me devuelven la biblia con el tipico: si no son 50 minutos nada.

Almudena G. Páramo dijo...

EL INFILTRADO: Y con un poco de suerte, los microondas de entonces siguen descongelando de manera desigual -a mí me pasa con el pollo- y cuando se despierte se le cae la carne a trozos al más puro estilo Thriler...

FERMIN: No te equivocas, la serie ha terminado en cuanto al guionismo... Pero en lo que se refiere a los resultados, las cadenas esperan unos detreminados resultados de los programas, y bajar 10 puntos de media no es una buena noticia.

RUTH:Como le decía a Fermín, si una cadena pierde 10 puntos cada día en una franja en la que hay tres millones de espectadores en juego, aunque el dato en sí mismo no sea malo, para las espectativas y para la tendencia sí lo es.
Por ejemplo, si miras los datos de "Pasapalabra", que rondaban los 19-20 de share te pueden parecer buenos, pero lo quitaron porque esperaban más. Y volvieron a programar ¡Allá tú!... y está dando 15-16.
Como verás todo es relativo...

DAVID: Me parece bien que tu madre esté enganchada... yo lo estuve. O al menos la seguía con una cierta regularidad, pero llevo desenganchada un mes.
En cuanto a la belleza de Bea, se trata de el mismo efecto que creer que esa oficina cutre es una redacción de una revista de moda, que la habitación de Sandra de la Vega es un hotel de lujo, o la celda de Álvaro es de una cárcel del siglo XXI: una pura convención.

Miss Sinner dijo...

Yo la veía. Vale, apedréenme ya. Pero con las repeticiones, no sólo de capítulos ahora sino de la trama desde hace un mes, me aburre. Están estirando un montón el asunto Bea-Álvaro-todavía-se-quieren-pero-no-se-lo-dicen y el trío con el abogado (que está imponente, por cierto *momento para las babas*). Lo del puntazo hermano secreto estuvo bien y le dio vidilla, pero estoy con Ruth (ya se lo comenté una vez) en que las series no deben eternizarse de esta manera. Acaba uno cansándose.

En fin, no creo que vuelva a verla. Sobre todo porque hay que trabajar y eso XD

Almudena G. Páramo dijo...

Miss Sinner: Yo era de las que veía sus historietas... pero cada vez me motivan menos. Y como nosotros un millón de personas, más o menos. Antes superaban los tres millones y medio de espectadores, y ahora oscilan sobre los dos millones seiscientos mil.

Leticia Zárate dijo...

¡¡Hola!! correspondo a tu visita a mi blog y te agradezco por tu comentario, el error que mencionas fue involuntario, lo prometo!

Ojalá vuelvas por ahí.

Saludos, feliz año.