martes, 11 de diciembre de 2007

Jorge Javier Vázquez: ¿Juan Sin Miedo?

¡¡Qué polvareda señores!!

El mundo del guión anda dividido: Por un lado los partidarios de "Sé lo que hicisteis..." y por otro los que están en contra de su productora.

No digo entre quienes están a favor y en contra de Jorge Javier, porque salvo sus íntimos, todos están en contra. Es lo que mola. Leña al mono.

Quienes critican al presentador del tomate lo tienen fácil. Pero compañeros... ¡Espero una reflexión algo más profunda de nuestras mentes creadoras!

¿Qué hay de raro en que alguien al que le llaman borracho cada día -cuando los que critican son, precisamente, quienes reprochan esos contenidos insultantes del tomate- se defienda soltando lo que se comenta por los pasillos de las teles?

¿Qué tanto de responsabilidad de los contenidos del tomate se le puede achacar a un presentador que tiene no más de 5 ó 6 pasos por programa?

¿Es un argumento de peso que un presentador se haya emborrachado en una fiesta para criticar el tipo de televisión que hace una cadena?

De la misma manera que quienes consumen pornografía infantil se les considera delincuentes, a quienes basan sus contenidos en utilizar los videos que otros se trabajan... ¿No son tan responsables de la emisión como aquellos que los crearon?

Claro, que como son un programa de culto se pueden permitir la emisión en horario infantil de un video de Cristina Tárrega hablando con Eto'o de que ella no había estado nunca con un negro en la cama... o gritarle a Miki Nadal que vuelva del servicio y que tire de la cadena... Todo muy fino y muy inteligente.

Líbreme Dios de defender al Tomate en detrimento de "Se lo que hicisteis..." pero hay oleadas de hipocresía que me cuesta saltar.

6 comentarios:

Íñigo dijo...

Si alguien es incoherente, Sé lo que hicisteis tambíén. ¿O se ha olvidado Patricia Conde que sin tomates, norias y ventiladores ella no tendría para comer? Yo trabajo en corazón, a pie de calle, no me meto con nadie... Y ya he tenido que aguantar la humillación que el equipo de Sé lo que hicistéis nos propina a mí y a mis compañeros. Hay gente en Tv que se lo gana a pulso, pero otros simplemente trabajamos para ganarnos la vida con honestidad, sin poner a caldo a nadie.
Felicidades por el blog, Almudena
Íñigo

itsaso dijo...

Se lo que hicisteis depende de las cagadas que hacen otros profesionales; se meten con ellos y asi se ganan la vida. Los del tomate se meten con los famosos, quien queda libre de pecado?

Íñigo dijo...

Sí, Itsaso. Entiendo tu postura. Pero yo hago también prensa rosa y no me meto con nadie. Mi trabajo consiste, según lo veo yo, en hacer una serie de preguntas de forma educada a un personaje de la actualidad social. Si contesta o no, es otro asunto que a mí no me incentiva. Yo hago mis horas, me documento y aplico el mismo rigor que cuando me he dedicado a la política, la economía o el cine. Valoro los momentos, mido la oportunidad de mis preguntas y actúo en consecuencia. Y el resultado es que en casi un año no he tenido problemas con nadie. Ellos saben que estamos ahí y, del mismo modo que muchas veces se enfadan con nosotros, otras veces nos piden perdón. Eso dice mucho de esta parcela en la que trabajo yo. Espero ayudaros a todos a comprender un poco más este mundo tan complejo.
Saludos

Almudena G. Páramo dijo...

De acuerdo Iñigo.
Creo que todo aquel que se dedica a un trabajo que necesita del reconocimiento del público se debe a ese público. De la misma manera que se leen las biografías de Teresa de Calcuta o Lennin, porque sus circunstancias vitales nos interesan, nos interesan las circunstacias vitales del resto de los que se meten en nuestras casa a diario, de quienes se suben a unas tablas, o de quienes se ponen delante de un toro.
Si no despertaran interés informativo se sentirían fracasados.
Todo forma parte de la misma industria. A mi padre no le sigue nadie... os lo aseguro. Y si tan molesto les resulta soportar el peso de la fama, que se retiren y trabajen en otro medio que no tenga repercusión pública.
En cuanto a los que se colocan en el púlpito... que se miren un poco al espejo y descubrirán que son humanos: es decir, con defectos.
Eso es lo que Jorge Javier quiso decir, pero creo que erró las formas. Lo cierto es que el que se crea libre de pecado que tire la primera piedra.

Miss Julie dijo...

Hola Almu: No entro para hablar de lo de Jorge Javier, en principio me interesa más bien poco el "interfecto" y su programa. Por otro lado todos deberíamos tener en cuenta eso de que "el que escupe al cielo corre el riesgo de que le caiga el lapo encima".

Lo que quería comentarte es lo del uso, mal uso, de la palabra "interfecto". Es absolutametne cierta la precisión que haces y muy bien traída, sin embargo hay otra acepción que -naturalmente- el diccionario recomienda no usar:
"En el habla esmerada debe evitarse su uso con el sentido impropio de ‘individuo del que se está hablando". Aunque continúa: "frecuente, con intención humorística o despectiva, en el habla coloquial: «“Su frescura es ideal para este tema”, comenta el interfecto» (Mundo@ [Esp.] 1.7.01).

Como madrileña y licenciada en filología siempre me ha hecho gracia este modo de utilizar palabras rebuscadas fuera de contexto por personas poco cultas, muy relacionado -este estilo de habla- con el lenguaje madrileño que se inventó ARNICHES (alicantino, por cierto) basándose en lo que oía por la calle en determinados ambientes. Recuerdo -y uso de vez en cuando porque me encanta- una frase que utiliza el protagonista de una de sus obras, no recuerdo cual, cuando pide permiso haciéndose el fino para entrar al despacho de su jefe: "¿Da usté su aquiescencia penetrativa?". Y supongo que la mayoría de las veces que usamos este tipo de palabras en desuso, o expresiones falsamente cultas, son con idea de despertar comicidad, como decir: enredón, por edredón, o una cama con doncel por una cama con dosel... Nada más, guapa. Gracias.

Almudena G. Páramo dijo...

Gracias Miss Julie por completar mi comentario. Paso a añadirlo el tiempo que dure... porque no lo tengo como entrada, sino como simples manías personales que me gusta "poner en común".
El anterior texto era sobre el uso del "detrás tuyo"... que es una expresión que me chirría cada vez que la escucho.
Manías que tiene una...