martes, 13 de mayo de 2008

DERECHO A INFORMAR

Sólo utilizaré fotografías oficiales para que no se me pueda acusar de ofrecer información de esa que se considera "irrelevante", según el abogado defensor de Telma Ortiz.

En esta primera imagen podemos ver posando, el día de la petición
de mano de Leticia Ortiz, a todos los miembros de la familia
Ortiz Rocasolano, incluso al compañero sentimental de la fallecida
Erika.
Al margen de un posado ¿Qué significa esta puesta en escena?

Por un lado, que esas personas empiezan a formar parte de un grupo de personas de interés público, puesto que si no lo quisieran ser, hubieran podido no aparecer, manteniendo así su anonimato.
Es además el reconocimiento, por parte de una institución como la Casa Real Española de que ese grupo de personas han entrado a formar parte de su circulo de interés. No digo yo que entren a formar parte de la Familia Real, que también aunque en rango diferente, y se materializaría esta pertenencia el día de la boda entre el Príncipe y la periodista...

¿Qué comparación posible se le ocurre al abogado de Telma, el letrado Garrido, con los hermanos del presidente del Gobierno?
Para empezar, ser presidente del Gobierno de una nación es un asunto contingente, y de la misma manera que empieza, termina en un plazo de tiempo más o menos largo, pero la pertenencia a una casa real, y más si esta casa real ocupa la Jefarura del Estado, como en el caso de España, se entiende que es "eterna".
Las infantas Leonor o Sofía serán siempre Borbones,
y doña leticia será SIEMPRE su madre,
por tanto Telma será SIEMPRE la tía de la heredera al trono de España.
En otro orden de cosas... ¿Ha visto alguien en la toma de posesión del cargo a los hermanos de Zapatero?
Aún rrecuerdo la intervención de Jesús Ortiz, ese señor que ahora se muestra tan esquivo con los periodistas, en el programa Salsa Rosa, de Tele 5, el mismo día en que se desveló la identidad de la futura esposa del Príncipe Felipe, incluso antes de la petición de mano.
En ese mismo momento la familia Ortiz Rocasolano empezaba a formar parte del grupo de personas que despiertan interés en el público. Sencillamente eso que se expresa habitualmente como "Interés informativo" que no es otra cosa que la admiración, la curiosidad o sencillamente la necesidad de información sobre el entorno familiar que rodea a una persona que está destinada a reinar en España.
Si leemos la biografía de Teresa de Calcuta interesándonos por las circunstancias en las que abandonó su tierra, cómo no pudo ver a su madre por una cuestión política justo antes de que muriera en Albania, aún estando en Roma... Para compartir más aún sus sentimientos y su mensaje. Necesitamos conocer el entorno, la familia y la infancia de alguien que partiendo del pueblo, ha llegado hasta la cúpula.

Si Leticia Ortiz hubiera pertenecido a una familia de la nobleza y hubiera sido conocida su estirpe, no hubiera despertado más curiosidad que la de repasar su árbol genealógico. Pero cuando de ella no se puede dar nada por supuesto... hay que buscarlo y analizarlo.
Espero que el padre de la futura Reina de España sepa aconsejarla bien. Que entienda que los medios de comunicación dan respuesta a las necesidades de la ciudadanía de este país, y que a su vez, el pueblo intenta encontrar respuestas a los estímulos que se les ponen delante.
Y está claro que la familia Ortiz Rocasolano está proporcionando estímulos permanentemente.

7 comentarios:

Íñigo dijo...

¡¡Te echábamos de menos!! Estoy totalmente de acuerdo con lo que escribes, este tema es inusual y lo que ha pasado con Telma no tiene nombre, es alucinante que una persona como ella, descendiente de periodistas, haya hecho tal cosa. Ya tuvimos suficiente censura tiempo atrás.
Saludos,
Íñigo

Itsaso dijo...

Pues yo no lo veo de ese modo. No creo que sea un personaje público por ser pariente de alguien que si lo es. Como bien dices, también era suficiente que no hubiese posado en la foto oficial, pero, también tiene derecho a hacerlo, al fin y al cabo, es la foto de la familia de la novia.

Creo que quien no tiene derecho a demandar a la prensa es alguien que anteriormente a dado pie a que cuenten su vida o se ha ingresado euros por hablar de ella o dar entrevistas. Si das pie una vez luego no te arrepientas de que te persigan.

Íñigo dijo...

A mí lo que más me llama la atención es la CONTRADICCIÓN: por un lado, Telma acude a la justicia para implorar ser tratada como una ciudadana más y, por otro, disfruta de privilegios a los que no tiene acceso cualquier ciudadano normal. Por citar algunos, acudir al registro civil a inscribir a su hija a una hora que no es de atención al público (se lo facilitan por ser quien es) o entrar al juzgado de Toledo por una puerta trasera, a la sala judicial por una puerta diferente y a su salida, directamente en coche por un garaje al que, previamente, entra un coche a recogerla (también se lo facilitan por ser quien es). Vamos, hermana de la princesa para unas cosas y ciudadana normal para otras. DE RISA.

Ruth dijo...

Yo lo que creo es que la prensa del corazón debería de plantearse sus métodos de trabajo. Se hacen cosas verdaderamente deleznables en este campo al amparo de la libertad de expresión que consiguen, en lugar de ampliar el término, restringirlo.

Estoy segura de que cualquiera toleraría un tratamiento como el que hace "Corazón, corazón", creo que ese límite es asumible. Lo que no me parece bien es que si alguien dice que no quiere hablar y pide que le dejen, se le persiga a lo loco. Eso me parece demasiado.

Se dicen muchas cosas de mucha gente que tienen poco que ver con la información y echo mucho de menos que se use el código deontológico, que para algo está, creo yo.

Vaya mitin.

Íñigo dijo...

Totalmente de acuerdo con Ruth. Yo lo he omitido antes, pero por supuesto que la prensa del corazón que se hace hoy en día debería replantearse sus métodos y hacer un poco de autocrítica. No es manera de hacer las cosas. Yo sé de primera mano (he trabajado en ello) lo que significa estar todo el día a las puertas de la casa de tal o cual famoso y tiene que ser un infierno. Hay casos y casos, porque muchos de esos que se dicen "acosados" mienten bajo una capa de afán por salir en todos los cotarros. No es el caso de Telma, obviamente. A cada uno lo que nos toca: a ella pensar que la censura previa no es de recibo y a nosotros reflexionar sobre por dónde está yendo nuestra praxis profesional.

Almudena G. Páramo dijo...

Iñigo e Itasso: Efectivamente. Coherencia es la premisa inicial para sentarse ante un juez y pedir una sobreprotección, más allá de lo que tendría cualquier ciudadano de a pie. Por ejemplo, ¿Tiene que tener más derecho a ser protegida la información sobre Telma que la de Isabel?
Lo que ella pide no es lo que pediría alguien "normal", sencillamente poque alguien normal no necesitaría pedirlo, porque no despertaría interés informativo... ni la dejaríen entrar por la puerta de atrás o la "colarían" en el registro.
Ruth: Creo que excesos como estos -me refiero a la petición de Telma-son los que unen a todos los medios, a informativos con los denominados "rosas" y nos vuelven más corporativos. Creo que la inteligencia se demuestra en la respuesta, sea cual sea la pregunta.

Miss Julie dijo...

Me importan un pito Telma Ortiz y su estirpe,como me importa un pito la de su señor cuñado D. Felipe. Lo siento Almu, pero es que lo de la prensa rosa convertida en amarilla me saca de quicio.